domingo, 16 de febrero de 2014

"Seis preguntas que toda sumisa debe hacerle a su potencial dominante

Para una mujer sumisa, encontrar a un dominante apropiado es algo que debe hacer tomándose el tiempo necesario para poder evaluar la situación. Sólo porque un hombre sea dominante no significa que será un buen dominante para cualquier sumisa. Al igual que una relación vainilla, hay muchos tipos diferentes de relaciones dentro de una relación de DS.

Hay varias cosas que una sumisa necesita buscar en un potencial dominante. Pero antes de hacer esto, necesita primero mirar dentro de sí misma y decidir lo que quiere y necesita de una relación.

 ¿Es una parte importante de la relación amarse con su dominante? 
¿Quiere ser una sumisa de un Dominante o una esclava de un Amo? 
Estas son sólo un par de las preguntas que una sumisa debe hacerse ella misma antes de entrar en una relación DS.

Luego de hacerse esas preguntas, una sumisa necesitaría hacerle a su potencial dominante las siguientes preguntas para ver si harían una buena pareja. Esto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte en algunos casos extremos o entre una hermosa experiencia y una pésima. La seguridad debe estar siempre presente en la mente de una sumisa al buscar a una persona dominante.

1. ¿Estás buscando una relación a largo plazo o a corto plazo?

Las relaciones D/S pueden ser cualquier cosa desde un juego ocasional entre x personas hasta una relación de toda la vida. Es muy importante que una sumisa está buscando el mismo tipo de relación que su potencial Dom.

2. ¿Estás buscando una relación monógama o poli amorosa?

Si está buscando una relación poli, será una en la cual se espera que las sumisas intimen entre sí. Esto es importante saber antes de comprometerse, porque ahorrará mucha angustia en el futuro.

3. ¿En qué aspectos de la escena BDSM se desenvuelve el potencial dominante?

Otra vez, esto es muy importante de saber, porque hay muchos aspectos en este estilo de vida. Hay bondage, spanking, azotes, torturas de pezones, lluvias doradas, juegos anales, compartir a las sumisas, exhibicionismo, humillación, objetivación, juegos con cera caliente, juegos con cuchillos y elementos cortantes, control mental y emocional, etc. etc...

Hay algunos dominantes que se mueven en zonas muy tabúes como el incesto y la zoofilia. Y por esta razón es muy importante fijar límites y hacer preguntas antes de comprometerse con un dominante. De lo contrario, una sumisa puede encontrarse en una situación muy difícil que podrá comprometer sus valores o llegar a terminar una relación con un dominante al que puede haber llegado incluso a amar.

4. ¿Es el potencial dominante sádico?

Es una pregunta importante porque si una sumisa se relaciona con un dominante sádico y ella no es masoquista, va a ser un camino muy difícil para ambos. La sumisa vivirá atemorizada por su dominante y la confianza entre ellos no se llegará a desarrollar como debiera ser.

Otra razón importante para averiguar si un dominante es sádico, es para que la sumisa pueda explorar por qué a su dominante le atrae infligir dolor. Hay algunos dominantes que dicen ser dominantes pero en realidad llevan una máscara y son sólo los abusadores buscando una presa fácil. Usan sus sumisas como sacos de arena e infligen dolor porque son crueles, cuando están enfadados y/o fuera de control. Se aprovechan de sumisas que tienen muy baja autoestima, haciéndoles pensar que eso es lo que se merecen.

Hay otros dominantes, sin embargo, que están en el sadismo, pero son capaces de administrar el dolor mostrando el máximo control. Sus razones son de diferente naturaleza. Disfrutan de administrar el dolor, pero los utilizan como un medio de ayudar a la liberación del dolor que la sumisa posee en su interior. El dominante infringe dolor sólo en cuanto la sumisa lo permita, animándola a usar una palabra de seguridad. Una palabra de seguridad es una palabra que ha sido predeterminada por la sumisa y su dom. Es una palabra que ella usará si una escena se vuelve demasiado intensa para ella y ella desea detenerla. Es generalmente una palabra como ser ROJO o PIEDAD y no una que podría ser confundida como parte de la escena. El dominante detendrá inmediatamente la escena cuando la sumisa utiliza su palabra de seguridad. Muy a menudo cuando se alcanza el umbral del dolor, la sumisa llegará a llorar. Un verdadero dominante, contendrá emocionalmente a su sumisa y la animará tiernamente a dejarlas fluir.

5. ¿Requerirá el dominante firmar un contrato con la sumisa?

Un contrato es un documento que es elaborado por el dominante, señalando los términos y condiciones de la relación. Puede incluir cosas tales como responsabilidades de ambas partes, la dominante y la sumisa, reglas, infracciones, sanciones por infracciones, razones de cancelación, duración del mismo, obligaciones y expectativas. No todos los dominantes desean contratos, creyendo que no influyen en una verdadera relación D/s. Otros dominantes quieren contratos, creyendo que hará que la sumisa se sienta segura y sepa exactamente cuáles son sus límites y deberes. Y también saber que el dominante tiene la responsabilidad de cumplir su parte.

Independientemente de si existe un contrato escrito o no, es importante que la sumisa discuta estas cosas con el dominante. Así estaría entrando en la relación con sus ojos bien abiertos a todas las posibilidades.

6.¿Está el dominante buscando  una esclava o  una sumisa?

Aunque a veces se intercambian los dos términos, tienen significados muy diferentes. Una esclava es sumisa, pero una sumisa no es necesariamente una esclava.

Una sumisa da el control, pero tiene algo que decir en cuando lo haga. Tiene más de una voz en la relación. Cuando el dominante le pide que haga algo y ella no está cómoda, tiene la opción de no hacerlo.
Una esclava no tiene ningún control. Una esclava es propiedad que obedece al amo, y punto. Respetuosamente puede discutir y compartir sus sentimientos con su amo, pero debe finalmente aceptar la decisión de su amo y deberá cumplirla. Si no lo hace, entonces ella recibirá un duro castigo o llevará a la finalización de la relación.

Hay mucho que una sumisa debe considerar en la elección de un dominante. Es muy fácil para una sumisa acceder a estar bajo control de un dominante sin hacer primero estas importantes preguntas. Pero el hacerlas le va a evitar mucha angustia en el camino. Ella también aumentará las probabilidades de encontrar una relación que es segura y consensuada en todos los aspectos."

Cheryl Williams http://voices.yahoo.com/6-questions-every-submissive-needs-ask-her-potential-801087.html?cat

2 comentarios:

Alejandro DOM dijo...

Muy razonable y útil, como todo lo que publicas.
Besos

carmesí dijo...

Muchas gracias Alejandro DOM.
Mis saludos