martes, 23 de diciembre de 2014

Feliz Navidad


Deseo una hermosa Navidad y próspero Año Nuevo a todos aquellos que llegan a este blog y leen sus lineas.

sábado, 11 de octubre de 2014

Reflexiones

He cometido muchos errores. He llorado por quién no debía y he reído con falsas amistades, he tropezado dos veces con la misma piedra y cuando pensaba que ya no lo haría más, me empujaron y caí de bruces con la tercera. He perdonado mucho, demasiado, he callado 'te quieros' que, por miedo o por inseguridad se quedaron por mucho tiempo en el aire. Ha habido veces que me he despertado con ganas de comerme el mundo y otras que parece que el mundo me comía a mi. He gritado con fuerza, pero mi voz no siempre salía, y he callado verdades por no hacer daño. Hay días que dormía solo para poder verte en mis sueños y días en los que no podía dormir. He abrazado a la persona que pensé que nunca me haría daño y me he dado cuenta de que esa persona no se merecía ni el roce de mi piel. He tenido la sensación de volar más alto que las nubes, en el lugar más insospechado. He cantado en la ducha hasta que mi garganta no podía más. Ha habido días que me sentía preciosa y otros que no quería ni mirarme al espejo.
He descubierto que el paraíso puede encontrarse en el tacto de una piel suave, que las caricias son más fuertes que los golpes y que los besos pueden hacerte volar. He disfrutado de pequeños detalles, y he aprendido poco a poco en qué consiste la vida. Y el secreto, el verdadero secreto de todo está en no arrepentirse de nada.
Sacado de la web.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Las 10 diferencias entre las sumisas inmaduras y las sumisas maduras.


1. Las sumisas inmaduras quieren controlar al Amo en sus vidas. Las sumisas maduras, saben que si el Amo es realmente suyo, no hay necesidad de control.
2. Las sumisas inmaduras gritan porque su Amo no las llama. Las sumisas maduras están demasiado ocupadas y sólo se limitan a decirles con poemas y mensajes dulces que la recuerde.
3. Las sumisas inmaduras monopolizan el tiempo de su Amo. Las sumisas maduras se dan cuenta de que un poco de espacio, hace del tiempo con su Amo sea algo mas especial.
4. Las sumisas inmaduras no perdonan y se castigan y castigan por el rencor, en cambio, las sumisas maduras perdonan, ofrecen su hombro y un pañuelo.
5. Las sumisas inmaduras tienen miedo de estar solas. Las sumisas maduras lo utilizan como tiempo para su crecimiento personal.
6. Las sumisas inmaduras ignoran a los buenos Amos. Las sumisas maduras ignoran a los malos Amos.
7. Las sumisas inmaduras lastimadas por un Amo, hacen que todos los Amos paguen por eso. Las sumisas maduras saben que fue sólo un Seudo-Amo y nada mas.
8. Las sumisas inmaduras se enamoran y persiguen sin descanso a su Amo. Las sumisas maduras saben que algunas veces su Amo, la amará y si no, continúan su camino sin rencor.
9. Las sumisas inmaduras te hacen que vuelvas a casa. Las sumisas maduras hacen que quieras siempre volver a casa.
10. Las sumisas inmaduras dejan su agenda abierta y esperan a que su Amo hable para hacer planes. Las sumisas maduras hacen sus planes y notifican a su Amo.
 — con Dom Master BadMty.

domingo, 8 de junio de 2014

Diferencia entre masoquista y sumisa

Existe una clara diferencia entre ser masoquista y ser sumisa.
El término sumisa proviene de someter, lo que implica que la  persona se somete voluntariamente a las órdenes de otra. Y dentro de lo que se establece bajo el sometimiento son los  límites que no se deben sobre pasar.
 Ser sumisa no necesariamente trae como consecuencia la necesidad de padecer dolores físicos, para demostrar la sumisión en si, el acto se basa en obedecer los mandatos del Amo.
No necesariamente un castigo trae como consecuencia un dolor,  puede ser una humillación verbal o la privación de realizar determinado acto.
El sumiso que no se considera masoquista y tiene clara la diferencia entre una cosa y la otra , entenderá que debe padecer dolores físicos como castigo por olvidar una regla impuesta por la parte de su Amo. 
Una cosa debes sin embargo tener en cuenta como sumisa, el dolor que no disfrutes, aquel que no te cause placer y excitación, es patológico. Nunca sufras, ni física ni emocionalmente a cambio de nada, tu y tu placer son lo primero. Y ante la desobediencia y el ejercicio de dolores sobre el cuerpo de la sumisa  puede traer como consecuencia la ruptura de la relación unilateralmente. 
Esto es en cuanto a la sumisión lo cual hay que diferenciar del masoquismo. 
El masoquismo es una práctica en la cual una persona obtiene satisfacción al recibir determinados dolores. 
Los masoquistas que no se consideran sumisos no buscan obedecer órdenes, mas bien intentan desobedecerlas  para ser castigados ya que esto es lo que pretenden, su gusto pasa por sentir dolor y no por obedecer.
 Al igual que en una relación de sumisión en el masoquismo existen limites impuestos por el Amo mas que por el masoquista,  por la razón de que hay muchos que pretenden sufrir determinados dolores que pueden ser peligrosos. 
Por lo general un masoquista viene con una idea y dice que tipo de dolor le gusta padecer  por eso es que se debe de tener en cuenta si hacerle sufrir este dolor no va a terminar en consecuencias graves. 
El que es puramente masoquista difícilmente va a poder ser un buen sumiso debido a que va a buscar el dolor y no la obediencia. 
Por esta razón la gran diferencia entre sumisión y masoquismo es que, el sumiso busca la obediencia, al masoquista solo le importa el dolor físico.


Texto editado de:
http://debatesbdsm.blogspot.com/2009/01/diferencias-entre-masoquista-y-sumis_2554.html

domingo, 18 de mayo de 2014

Un momento fugaz


Recuerdo siempre  
todos los momentos
que me has regalado
dulces
amargos
calientes
fríos
bizarros 
todos, todos aquellos bellos
y malos momentos.

Ese día te amé
esa tarde lloré
en ese momento gocé,
mezcla de sentimientos
puros, ordinarios
locos y fugaces
pero fui inmensamente feliz.

La felicidad es así
hay que saber atrapar
el momento fugaz en que se presenta
y atesorarlo por siempre.

jueves, 20 de marzo de 2014

La leyenda del hilo rojo


Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse tienen un hilo rojo atado a sus respectivos meñiques. El hilo permanece siempre atado, a pesar del tiempo y la distancia. No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa que pases mucho tiempo sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo: el hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá. Este hilo viene contigo desde tu nacimiento y te acompañará, más o menos tenso, más o menos enredado, a lo largo de toda tu vida.

El origen de la leyenda es chino: allí cuentan que el Abuelo de la Luna sale cada noche a conocer a los recién nacidos y atarles el hilo rojo que decidirá su destino.
Aunque no habla exactamente de amor -hay variantes sobre padres e hijos adoptados, o sobre amigos incondicionales- en Japón la historia se aplica a los enamorados, y el Hilo Rojo ( ellos le llaman Unmei No Akai Ito) viene a ser como Cupido.

Existe una leyenda al respecto, según la cual hace muchos, muchos años el emperador de Japón era un niño joven e impaciente. Quería conocer cuanto antes a la mujer a la que estaba predestinado, y enterándose de la existencia de una vieja bruja que era capaz de ver los hilos rojos de todas las personas, le mandó llamar y le ordenó que siguiera su hilo hasta el final. La vieja obedeció, y emprendió el camino, seguida del joven emperador. Tras un largo y agotador recorrido, llegaron a un mercado de una ciudad lejana, y la vieja señaló a una campesina con un bebé en brazos. El emperador al ver el resultado enfureció, y empujó a la campesina con fuerza. El bebé cayó al suelo y comenzó a llorar a causa de la herida de su frente.
Pasados unos cuantos años, el emperador buscó esposa aconsejado por su corte, y se le habló de una preciosa joven, hija de un general de su ejército. La mandó llamar, y al retirar el velo que le cubría la cara, el emperador quedó impresionado por su belleza, sólo ensombrecida por una fea cicatriz en la frente.

martes, 25 de febrero de 2014

Un homenaje a mi primer Amo Raúl.


Un viajero por las montañas, vio a la orilla de un acantilado un nido de águila vacio, pero con huevos por empollar, pensó que si no hacía algo, esos huevos caerían al precipicio y se perdería el nacimientos de los polluelos, así que manos a la obra y como pudo logro extraer del nido los dos huevos. Bajo corriendo la montaña con los huevos aun calientes y fue a ver a su amigo el granjero, para pedirle que pusiera esos huevos en alguna de las gallinas cluecas y se lograran empollar a las águilas, un huevo no logro salvarse, pero del otro brotó una águila que nace junto con sus hermanos los pollos. Los pollitos al nacer piaban, piópiópió, el águila quiso imitarles, pero solo le salieron graznidos feos y toscos, vio además que sus hermanos picaban el maíz y quiso también picar, pero su pico curvo no se lo permitia, pero se dio sus mañas para no morir de hambre, los polluelos corrían, el quiso correr pero sus uñas largas y corvas solo le permitían tropiezosAsí fue creciendo ALTAÍR, todos se burlaban, se reían, que era un fenómeno, todo el gallinero le menospreciaba, un día le pregunto a la madre porque era así, y la madre solo alcanzo a decirle ¡ayyy hijito pero tu tienes un gran corazón! así creció el pollo, el fenómeno, el hazmerreir de la granja. Un día alzó la vista al cielo y vio pasar un águila y le dijo a sus hermanos, yo quiero ser como ese pájaro y volar, ellos nuevamente se burlaron,¿ estas loco?, nosotros aquí vivimos bien, nos dan de comer, tenemos abrigo, no necesitamos salir. Pero el pollote quería ser águila y un día abandonó la granja, el monte, la oscuridad, el miedo, falta de abrigo, hambre, sed, le hicieron desistir, regreso a la granja.Hubo reunión de toda la comunidad de aves de corral, lo insultaron, que era mal ejemplo para los demás, pero que era la ultima vez que le permitia volver y el pollo siguió, picando maíz con el pico al suelo. Nuevamente quiso intentarlo, lo hiso, se escapo y quiso volar desde una parte alta, pero no pudo y al suelo con semejante cuerpo, por mas que lo intentaba, cada vez era peor, pero un águila Real le observaba de lejos, voló hacia el pollo y le dijo ¿quien eres?, este al ver tan hermoso animal le dijo soy un pollo. El águila real le respondió, quien te ha dicho semejante cosa?, miráme y miráte bien, acaso no eres un águila?, acaso no te enseñaron a volar y cazar para tu sustento?, a partir de hoy yo te enseñare a volar, a cazar y volaras a las alturas, y te sentirás rey del universo, cuando desde la cúspide veas salir el solsentirás que sale para ti., pero aún en la cumbre deberás bajar al llano para que enseñes a otros a volar.

Texto emanado del libro El águila que quiso ser águila.

Carmesí:- Yo te enseñe a volar, te lleve contra vientos, te enseñe los caminos de la cacería por aire y por tierra, levántate y emprende tu propio vuelo y encuentra a tu pareja, la que sepa volar junto a ti por el resto de tus días, pasaras penalidades pero volaras y seras feliz y solo quedará en tu pensamiento el bello recuerdo de un águila que te enseño a ser águila.

TU AMO MUTANTE.


Esta entrada fue una de las primeras de mi blog, hoy la vuelvo a publicar como un homenaje a mi  primer Amo y tutor que me enseño tanto y dejo los más hermosos recuerdos.
Me acabo de enterar que emprendió viaje a un mundo mejor. 
Que tristeza más grande.
Dejó este mundo un 21 de diciembre de 2013. 
El primer Amo quedara de por vida en tus recuerdos. 
Descanse en paz.

domingo, 16 de febrero de 2014

"Seis preguntas que toda sumisa debe hacerle a su potencial dominante

Para una mujer sumisa, encontrar a un dominante apropiado es algo que debe hacer tomándose el tiempo necesario para poder evaluar la situación. Sólo porque un hombre sea dominante no significa que será un buen dominante para cualquier sumisa. Al igual que una relación vainilla, hay muchos tipos diferentes de relaciones dentro de una relación de DS.

Hay varias cosas que una sumisa necesita buscar en un potencial dominante. Pero antes de hacer esto, necesita primero mirar dentro de sí misma y decidir lo que quiere y necesita de una relación.

 ¿Es una parte importante de la relación amarse con su dominante? 
¿Quiere ser una sumisa de un Dominante o una esclava de un Amo? 
Estas son sólo un par de las preguntas que una sumisa debe hacerse ella misma antes de entrar en una relación DS.

Luego de hacerse esas preguntas, una sumisa necesitaría hacerle a su potencial dominante las siguientes preguntas para ver si harían una buena pareja. Esto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte en algunos casos extremos o entre una hermosa experiencia y una pésima. La seguridad debe estar siempre presente en la mente de una sumisa al buscar a una persona dominante.

1. ¿Estás buscando una relación a largo plazo o a corto plazo?

Las relaciones D/S pueden ser cualquier cosa desde un juego ocasional entre x personas hasta una relación de toda la vida. Es muy importante que una sumisa está buscando el mismo tipo de relación que su potencial Dom.

2. ¿Estás buscando una relación monógama o poli amorosa?

Si está buscando una relación poli, será una en la cual se espera que las sumisas intimen entre sí. Esto es importante saber antes de comprometerse, porque ahorrará mucha angustia en el futuro.

3. ¿En qué aspectos de la escena BDSM se desenvuelve el potencial dominante?

Otra vez, esto es muy importante de saber, porque hay muchos aspectos en este estilo de vida. Hay bondage, spanking, azotes, torturas de pezones, lluvias doradas, juegos anales, compartir a las sumisas, exhibicionismo, humillación, objetivación, juegos con cera caliente, juegos con cuchillos y elementos cortantes, control mental y emocional, etc. etc...

Hay algunos dominantes que se mueven en zonas muy tabúes como el incesto y la zoofilia. Y por esta razón es muy importante fijar límites y hacer preguntas antes de comprometerse con un dominante. De lo contrario, una sumisa puede encontrarse en una situación muy difícil que podrá comprometer sus valores o llegar a terminar una relación con un dominante al que puede haber llegado incluso a amar.

4. ¿Es el potencial dominante sádico?

Es una pregunta importante porque si una sumisa se relaciona con un dominante sádico y ella no es masoquista, va a ser un camino muy difícil para ambos. La sumisa vivirá atemorizada por su dominante y la confianza entre ellos no se llegará a desarrollar como debiera ser.

Otra razón importante para averiguar si un dominante es sádico, es para que la sumisa pueda explorar por qué a su dominante le atrae infligir dolor. Hay algunos dominantes que dicen ser dominantes pero en realidad llevan una máscara y son sólo los abusadores buscando una presa fácil. Usan sus sumisas como sacos de arena e infligen dolor porque son crueles, cuando están enfadados y/o fuera de control. Se aprovechan de sumisas que tienen muy baja autoestima, haciéndoles pensar que eso es lo que se merecen.

Hay otros dominantes, sin embargo, que están en el sadismo, pero son capaces de administrar el dolor mostrando el máximo control. Sus razones son de diferente naturaleza. Disfrutan de administrar el dolor, pero los utilizan como un medio de ayudar a la liberación del dolor que la sumisa posee en su interior. El dominante infringe dolor sólo en cuanto la sumisa lo permita, animándola a usar una palabra de seguridad. Una palabra de seguridad es una palabra que ha sido predeterminada por la sumisa y su dom. Es una palabra que ella usará si una escena se vuelve demasiado intensa para ella y ella desea detenerla. Es generalmente una palabra como ser ROJO o PIEDAD y no una que podría ser confundida como parte de la escena. El dominante detendrá inmediatamente la escena cuando la sumisa utiliza su palabra de seguridad. Muy a menudo cuando se alcanza el umbral del dolor, la sumisa llegará a llorar. Un verdadero dominante, contendrá emocionalmente a su sumisa y la animará tiernamente a dejarlas fluir.

5. ¿Requerirá el dominante firmar un contrato con la sumisa?

Un contrato es un documento que es elaborado por el dominante, señalando los términos y condiciones de la relación. Puede incluir cosas tales como responsabilidades de ambas partes, la dominante y la sumisa, reglas, infracciones, sanciones por infracciones, razones de cancelación, duración del mismo, obligaciones y expectativas. No todos los dominantes desean contratos, creyendo que no influyen en una verdadera relación D/s. Otros dominantes quieren contratos, creyendo que hará que la sumisa se sienta segura y sepa exactamente cuáles son sus límites y deberes. Y también saber que el dominante tiene la responsabilidad de cumplir su parte.

Independientemente de si existe un contrato escrito o no, es importante que la sumisa discuta estas cosas con el dominante. Así estaría entrando en la relación con sus ojos bien abiertos a todas las posibilidades.

6.¿Está el dominante buscando  una esclava o  una sumisa?

Aunque a veces se intercambian los dos términos, tienen significados muy diferentes. Una esclava es sumisa, pero una sumisa no es necesariamente una esclava.

Una sumisa da el control, pero tiene algo que decir en cuando lo haga. Tiene más de una voz en la relación. Cuando el dominante le pide que haga algo y ella no está cómoda, tiene la opción de no hacerlo.
Una esclava no tiene ningún control. Una esclava es propiedad que obedece al amo, y punto. Respetuosamente puede discutir y compartir sus sentimientos con su amo, pero debe finalmente aceptar la decisión de su amo y deberá cumplirla. Si no lo hace, entonces ella recibirá un duro castigo o llevará a la finalización de la relación.

Hay mucho que una sumisa debe considerar en la elección de un dominante. Es muy fácil para una sumisa acceder a estar bajo control de un dominante sin hacer primero estas importantes preguntas. Pero el hacerlas le va a evitar mucha angustia en el camino. Ella también aumentará las probabilidades de encontrar una relación que es segura y consensuada en todos los aspectos."

Cheryl Williams http://voices.yahoo.com/6-questions-every-submissive-needs-ask-her-potential-801087.html?cat