miércoles, 30 de noviembre de 2011

Esperando



Esperando con ansias...sentir nuevamente.
mi esperanza no muere
está aquí 
como siempre
esperando por ti.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Siete de espadas


                             Tres veces esta carta, algo me avisa, debo estar atenta.

domingo, 13 de noviembre de 2011

¿Qué es una propiedad?





Parece haber cierta confusión respecto de la propiedad y collares. Con este escrito espero poder ayudar a aclarar algunas dudas.


Recuerden en todo momento que no hay una manera correcta o incorrecta de practicar la dominación y la sumisión. Existen algunas directrices, pero son sólo para ayudar a la gente a comprender mejor este estilo de vida alternativo que disfrutamos.
Propiedad:
No todo el mundo elige ser propiedad o tener propiedad (sumis@). No hay ninguna ley, norma o costumbre, que diga que usted debe ser dueño de una propiedad o ser propiedad. Algunos pueden elegir un enfoque más informal que es lo que encaja en su estilo de vida. Lo que se adecue para usted y su vida es lo adecuado y no permitan que nadie diga lo contrario. Pero sea consecuente con su elección, tanto si es estricto como si adopta una forma más informal, sea sincero y dígaselo a su partenaire.
¿Qué es la propiedad?
 La propiedad en un dominante es aceptar la responsabilidad de cuidar a un/a sumis@ como de su propiedad. En el sumiso es el compromiso personal de pertenecer a otra persona. Y DEBERÍA ser el resultado de conocerse dos personas lo suficientemente bien, como para tener este compromiso. No debe tomarse a la ligera ya que implica muchas responsabilidades. El sumiso tiene que cerciorarse de que el dominante quiere tener la propiedad y acepta asumir las responsabilidades ante el/ella, y el dominante debe saber que igualmente el sumiso puede cumplir también su parte del acuerdo. La propiedad puede ser una herramienta muy poderosa dentro de la relación.
Hay que ejercer el poder con prudencia y sabiduría.
El sentimiento de propiedad es un estado de ánimo. Un dominante puede tener sesiones con una sumisa y tener un collar de juegos, Pero si estos juegos son esporádicos y sin más implicación, ella no es de su propiedad. Por lo tanto, es lógico que sí, uno pueda tener sesiones y no llevar puesto un collar o cualquier otro signo físico de la propiedad.
Ya que se puede sentir mucho físicamente sin implicar los sentimientos.


Este artículo ha sido publicado en CuadernosBDSM N°3

jueves, 3 de noviembre de 2011

La felicidad

Quiero ser feliz, tengo derecho pero tengo miedo, no se que pasará, sólo el tiempo lo dirá.