domingo, 10 de julio de 2011

Facundo Cabral



El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues pa' velar a un cantor con una milonga... alcanza.
Me rebelo contra lo que pasó ¿Cómo alguién puede disparar en contra de un maestro, un filósofo, un hombre espectacular? Incomprensible...

No hay comentarios: