miércoles, 13 de abril de 2011

El sexo BDSM




Visitando foros por ahí encontré este tema que me pareció interesante. He extraído los párrafos que más me interpretaron.

¿Es más morboso e intenso el sexo BDSM?  ¿Se puede volver al sexo vainilla después de este tipo de sexo? 

"A mi me ha resultado más intenso, más morboso, mucho más satisfactorio, más liberador en el sentido de poder ser tu misma, como realmente soy. No creo poder volver atrás,  el punto es que ¿Es posible sentir el mismo placer con el sexo vainilla, después de haber experimentado el placer a través del bdsm?
La gran diferencia es que en el vainilla, follan los dos y en bdsm la sumisa es follada. También tiene la dominación, el dolor, el bondage, etc y las prácticas típicas bedesemeras. Y sobretodo, tiene una carga mental que de otra manera no la tiene, tiene una carga emocional también muy importante.

Porque el BDSM verdadero es un autodescubrimiento que te pone la vida patas arriba y te hace abrir los ojos para siempre. Igual que pierdes la inocencia.

Porque quienes lo han vivido saben que el BDSM te toma para sí como una especie de posesión diabólica, un huracán que trastorna todas nuestras ilusiones de autocontrol. El sexo practicado dentro de un contexto BDSM tiene una connotación diferente, un conjunto de sensaciones y emociones que no se alcanzan en otras relaciones, indpendientemente de la profundidad de los sentimientos que puedan unir a dos personas.
No es lo mismo que te folle alguien que te quiere, que alguien a quien perteneces."

4 comentarios:

Sweet dijo...

Y si a ese alguien que te quiere, tu lo adoras y además, le perteneces... ya es la gloria!
Gracias por compartir carmesí preciosa.
Un fuerte abrazo.

Amiga dijo...

El sexo en el bdsm......es exquisitamente lujurioso y maravillosamente doloroso....insuperable

carmesí dijo...

Hola Sweet:
Tienes razón, es lo ideal. Estoy escribiendo poco, pero ya me pondré las pilas.
Besos
carmesí


Hola amiga, bienvenida a mi rincón y siiiii el sexo bdsm es insuperable.
Saludos
carmesí

lotta de SirRene dijo...

Que razón tienes carmesí, hacer el amor cuando le perteneces, es algo que no puede explicarse.
Mil besos para ti