miércoles, 12 de enero de 2011

Mis orgasmos son de ÉL

                                

Cada día que pasa nos complementamos más, el juego sensual es compartido y todo se hace natural y exquisito. Sentir esa corriente  arrolladora que recorre mi cuerpo es electrisante lo que me permite llegar al éxtasis rapidamente.
 Mi Amo generoso como pocos, me da el máximo placer, lo que me hace  corresponder  a sus caricias de igual medida, besando y acariciando su miembro, lamiendo sus pezones que son mi perdición, succionando palmo a palmo su hermoso cuerpo, mi único objetivo es complacerlo  y obedecer  sus ordenes.
Agradecida  de Mi Señor de que no  me prive de mis orgasmos, todo lo contrario ÉL es infinitamente feliz pidiendomelos a rabiar, se los entrego contando uno a uno susurrando cerca de su oído.
Se produce una sesión de entrega, donde sus deseos son los mios, mi cuerpo es suyo  y todo lo que esta sumisa pueda entregar es para ÉL.

No hay comentarios: