lunes, 27 de diciembre de 2010

Navidad propia


Casí todos los domingos recibo a Mi Amo, es la felicidad más grande... que navidades, ni cumpleaños ni fiestas lo único significativo es la  celebración que tengo los domingos, es la que espero, busco y anhelo, nada tiene importancia ...nada, sólo estar junto a ÉL.
Hoy ha sido especial,  llegó contento, no se que le pasaría pero  irradiaba felicidad, no pregunto nada, es su privacidad, bendita sea  la persona, o situación que le provocó ese estado.
Me ha comunicado que tiene nueva sumisa,  le digo a ella, bienvenida al redil de Mi Señor.
Hoy fluyó la conversación y cuando hacemos eso, me disparo con comentarios un poco nefastos, soy muy rebelde y por culpa de esos comentarios tan poco afortunados he sido castigada.
Siento caer las gotas calientes, queman, duelen, mi dolor se lo ofrezco a Mi Señor.
Gracias Mi Dueño por educar a esta perra Suya.

No hay comentarios: