domingo, 5 de diciembre de 2010

La espiral positiva, un estilo de Dominación


Como ya se habrán dado cuenta me gusta traer a mi blog, temas que me parecen interesante de publicar como este, que es de el Señor  El Faro.

La Espiral Positiva es un MÉTODO o sistema estructurado de DOMINACIÓN cuyo objetivo principal es la creación de un proceso de REALIMENTACIÓN emocional positiva en la pareja BDSM, con el fin de lograr un progresivo aumento en la calidad de la unión, creando un CLIMA de MUTUA ENTREGA y CONFIANZA. La llamo ESPIRAL porque en esta dinámica se crea un círculo de realimentación y POSITIVA porque entre personas sanas esta dinámica debería crear una progresión ascendente en la relación.
La Espiral Positiva se basa en dos pilares fundamentales:


*LA PEDAGOGÍA POSITIVA:

Se basa en el hecho comprobado de que el reconocimiento positivo, los incentivos, la persuasión, y la alabanza son más eficaces y provechosos que el refuerzo negativo, hecho por amenazas, gritos, reprensiones y castigos.


*LA RESPUESTA POSITIVA NATURAL DEL AMO SANO ANTE LA SUMISIÓN:


Los humanos somos sensibles a las “señales de reconocimiento y apaciguamiento“.

Si analizamos estos gestos y mensajes -algunos de ellos verbales en el ser humano-, nos daremos cuenta que las actitudes, las posturas y los actos de sumisión que adoptan nuestras sumisas, como mantener la cabeza baja, arrodillarse, los tratamientos, la voz queda etc, son los mismos que la etología llama “gestos de apaciguamiento“.
Así pues el Amo, ante la actitud de sumisión sincera y los actos de sumisión con que su sumisa le obsequie, no debería tomar como prueba de debilidad el que éstos le provoquen sentimientos afectivos, positivos hacia ella. Por el contrario debería verlos como una reacción natural, propio de personas SANAS. Esta actitud positiva del Dominante hacia su sumisa crea en ella y de manera natural, un mayor deseo de complacer y procurar la felicidad de su Amo, lo que a su vez predispone aún más los sentimientos positivos que van unidos a una Dominación sana. Se crea así lo que yo llamo la “ESPIRAL POSITIVA“ .

Nunca había leído este artículo, me sentí atraída por el porque realizo gestos que me salen de forma natural, como arrodillarme ante Mi Señor o besar Su mano, me doy cuenta que a ÉL le gusta, y ese es mi fin, que se sienta agradado y que sepa que estoy a Sus pies.
Ahora se que tiene un nombre ESPIRAL POSITIVA.

No hay comentarios: