martes, 9 de noviembre de 2010

Tibieza dorada


Ser marcada territorialmente por el Amo no conlleva para mi ningún signo de humillación todo lo contrario es un sentimiento de pertenencia para el sumiso de un significado potente, tu Señor te está diciendo sin palabras "eres mía". Se recibe con orgullo y alegría como muestra de entrega hacia tu Amo, Dueño y Señor.
Recibir el baño de oro es una práctica que más que nada es un  placer, que relaciono con el concepto de macho dominante que marca su teritorio.

2 comentarios:

garinoska dijo...

Yo siempre he tenido esta fantasia o deseo.... si tiene su toque digamos de humillante pero cuando es dado de tu Amo/a es como tu expresas una forma de entrega que ha de ser recibida con orgullo y placer.

carmesí dijo...

Hola garinoska
Se considera una práctica de humillación, todo depende del sumiso/a, como se sienta con ella, yo feliz.
Saludos
carmesí