sábado, 14 de agosto de 2010

Los miedos de un sumiso: Miedo a la rebeldía


Este miedo, se combate dándole la responsabilidad al Dominante. Es Él, el encargado de la doma, y de hacer que el sumiso controle su rebeldía sin menoscabar su autoestima. Debe conseguir que esté orgulloso de ser sumiso sin que por ello se transforme en un sumiso orgulloso. Si no puede lograr esto, no te está Dominando o te está Dominando mal, de todas formas, si es así, no merece ser tu Amo.
Y como con todos los miedos, a la primera persona a la que tienes que acudir es a tu Amo. Pídele que te ayude a replantearte las cosas y a encontrar los orígenes de esa rebeldía y a superarlos.
Seguramente así vas a poder sacarte de encima el constante miedo a perder la calma, a desafiarlo, y todo eso que tanto te incomoda en vez de reprimirlo lo vas a solucionar. Así vas a poder por fin llegar a la entrega que ambos ansían.

Tratá de dejarte conducir al menos en eso, y enfócate. Abandonarte a Él no significa dejar de trabajar o dejar de poner voluntad.
La rebeldía es un límite más, para pasarlo, dejate llevar.

Versión: Actual por arkeosophia{A73}

1 comentario:

beso dijo...

Ciao chica ..

besosss ..