martes, 24 de agosto de 2010

El collar ciber

Me referiré al collar virtual.
Mi AMO me ordenó sacar Su collar de mi blog y demás páginas que tengo. Lo hice por obediecia, no quería tener más entredichos entre ÉL y yo, además fue un castigo por lo menos yo lo sentí así, fue muy doloroso para mi, ya Mi Señor me conoce y sabía muy bien que eso me causaría dolor.
Ese collar es un símbolo que me une a ÉL, es algo que no puedo comprar ni con todo el oro del mundo, me lo gano con mi entrega total sin condiciones, con mi lealtad, mi sumisión, con dolor, si, mucho dolor, porque eso justamente me provocó el tener que sacarlo.
Volver a ponerlo me hizo sentir una alegría inmensa y orgullo también, porque mi sumisión se proyecta, se siente, se palpa y fue reconocida por ÉL.
Ese collar tiene un gran significado, demasiado diría yo, por lo menos para mi es así .
De tanto pensar en eso me había bloqueado, pensaba que no debía sufrir por el, si yo me sentía Suya, pero el domingo cuando se iba, me dijo " vuelve a poner Mi collar en tus páginas" lo miré y como me había echo la idea que ya no estaría por mucho tiempo al lado de mi nombre, me sorprendí, sólo atiné a decir "gracias Mi Señor", quedé en la nubes por un buen rato.
Fue una alegría inmensa que Mi Amo me regaló.
Hay algo que no debo olvidar, ya sé que la frase resulta cliché, la he leído tantas veces, y así me parecía, pero ahora se me hace significativa, el collar debo llevarlo en mi alma, es lo que importa.

No hay comentarios: