domingo, 25 de julio de 2010

Suya

He pasado todo el fin de semana con Mi Amo, han sido tres días sólo dedicada a atenderlo, todos mis deberes anexos a sumisa quedaron de lado.
Terminar el día y amanecer junto a ÉL es un privilegio que pocas sumisas se pueden dar, agradezco la calidad de tiempo que me da.
Reconozco que tengo un grado de dependencia que disimulo muy bien, mi fortaleza más grande es saber esperar, lo he logrado.
A veces dudo, reniego, extraño, quiero más, pero luego vuelvo al caudal de donde me escapo de vez en cuando.
Él sabe y le agrada que sea Suya, a veces me extraña cuando me repite esas palabras. Yo sólo sé que pertenezco en cuerpo y alma a una sola persona a Mi Amo... SrD.

4 comentarios:

minerva dijo...

Es una buena cualidad el saber esperar y desde luego no siempre fácil de llevar.

Un beso para ti y mis respetos a tu Señor.

carmesí[SrD] dijo...

Hola minerva:
Gracias por tus palabras, esperar y paciencia, dos palabras que encierran mucho.
Lo logro también, porque ÉL,nunca deja pasar mucho tiempo sin saber de Su sumisa.
Besos
carmesí

garinoska dijo...

Carmesí, me alegra leerte tan feliz, y si, toda sumisa tiene que tener la cualidad de la espera y la paciencia pero siempre tiene su recompensa, siempre el Amo sabe cuándo es tiempo…

Saludos para ti y mis respetos para tu Amo.

carmesí[SrD] dijo...

Hola garinoska:
Me alegra leerte, tienes toda la razón,la recompensa siempre llega.
Saludos
carmesí