domingo, 24 de enero de 2010

Calle melancolia



Llegó el Domingo, un día de la semana que de sólo nombrarlo debería ser hermoso, radiante, lleno de luces, descanso del cuerpo y de la mente, pero no es así.

Hoy quisiera escribir versos de esperanza, amistad, tesoros, amores, familia, sin embargo es todo lo contrario, me embarga la tristeza, la melancolía, la soledad. La intranquilidad se apodera de mi como una mano que aprieta mi cansado corazón.
Me gustaría preparar una sabrosa merienda, salir por ahí, al campo, disfrutar de la vida, caminar, sentarme en el pasto, mirar el verde de los cerros, escuchar el cantar de las aves, y el pasar de las aguas.
Miro por la ventana y veo a mi vecino lavando el auto, su rostro sereno, concentrado en su trabajo, como si ello fuera lo más importante, ¡¡que simpleza!! que bueno sería vivir la vida así con esa naturalidad, esa tranquilidad de espíritu, gozar con esa actividad tan elemental como asear un vehículo, como si en ello se fuera la vida.
¿Seré muy complicada? Parece que si…..

2 comentarios:

beso dijo...

?Hola chica que estas sucediendo? ayer a mi, hoy a ti, vamonos vamonos por favor, da la descricion tienes un lugar hermoso, disfruta de esto y la melancolía se va por el ...., sabes una amiga un vez me dici... y arriba ese ánimo... Besitosssssssssss chica.

carmesí dijo...

beso, que fácil es decir "arriba el ánimo" cómo te dije ayer.
Ya ves, hoy estoy en las mismas pero ya pasará es cosa de tiempo.
Gracias amigo por tus palabras
Un beso.