domingo, 29 de noviembre de 2009

Mi llanto

Hace dos años escribí este poema, en ese entonces también lloraba. Haciendo una retrospectiva de mi andar me doy cuenta que me he pasado llorando, los momentos felices han sido fugaces, diría pocos.
Los domingos libre de obligaciones, son los días que me hacen recordar, reflexionar en esta vida que he llevado, un tanto oscura diría, siempre llorando, en mi basta vida, mi esencia masoquista no me ha dejado en paz nunca. Son las lágrimas que limpian mi ser dice mi poema.

 MI LLANTO
 Tratando de escribir estoy
de repente asoman
dos lágrimas que no me dejan ver
saltan y arrancan de mis ojos
como gotas de hiel
las dejo que corran
me inspiran, me gustan
lavan mi ser
limpian mi alma
del acontecer.

El vino rojo de siempre
me acompaña
y deja salir
mis sentimientos
que escondidos están
aferrados a mis huesos
que no dejo entrever,
nadie conoce mi penar
que sale en las noche a pasear
dando una vuelta en el silencio
de mi pesar.

Las dejo, me hacen bien
alivian mi alma
que cargada está
de tantos sinsabores
que la vida me da,
quizás algún día
dejen de estar,
y no será lo mismo,
me gusta que lleguen,
sentirlas bajar
rodar hasta mi boca
sentir su sabor
lamerlas y tragarlas
me gustan, son mías
solo mías y de nadie más.

No hay comentarios: